Termómetro Electrónico

Un termómetro electrónico es la mejor solución para supervisar la temperatura y la humedad de la farmacia.


 

Para cumplir con la normativa es necesario llevar el control de la temperatura y el de la humedad de la oficina de farmacia.


Realizar este control con un termómetro rudimentario supone realizar una revisión diaria de la temperatura y la humedad, registrar los datos obtenidos manualmente y preocuparse de guardarlos para una posterior revisión.  


En cambio, utilizar un sistema electrónico, no solo permite agilizar mucho esta tarea y ahorrar mucho tiempo, sinó que a además, la gestión y consulta de los datos obtenidos se realiza de una forma más fiable, sencilla y segura.


Sistema de registro de Testo Saveris


Los registradores se pueden colocar en cualquier lugar. En la nevera, por ejemplo, se supervisará la temperatura de estos medicamentos que requieren condiciones especiales. En el almacén se garantizará una temperatura y humedad adecuadas para los medicamentos de este otro espacio.
 


De manera totalmente automática los valores registrados serán enviados al la nube por wifi y guardados de forma segura. De esta manera todos los datos se podran consultar desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo con conexión a internet.


En caso que se detecten valores que estén fuera del rango de seguridad establecido, se enviará una alarma para notificarlo.